Quién es Jesús

Jesús

El mundo sabe que hace dos mil años, un hombre llamado Jesús, vino de la aldea de Nazaret, en lo que actualmente se llama Israel. Él recorrió toda la región y se ganó un buen séquito. Después de unos años, los líderes religiosos de Jerusalén lo acusaron falsamente de crímenes y lo entregaron a las autoridades romanas, quienes lo ejecutaron clavándolo en una cruz. Poco tiempo después, sus seguidores predicaban en el nombre de Jesucristo, quien ellos decían que había resucitado. Cada vez más seguidores se agregaron a este movimiento, el cual se transformó en la iglesia cristiana de la actualidad.

Aun los más escépticos están de acuerdo en estos hechos. Pero hay mucho más de Jesús que solo eso. De dónde vino, lo que hizo en la tierra, lo que puede hacer por nosotros ahora, todo está revelado en la Biblia. Este libro contiene el único relato de Jesús y lo escribieron las personas que lo escucharon enseñar y vieron sus obras. Esto es lo que la Biblia nos enseña sobre Jesucristo.

1. Jesús es Dios

Juan escribió sobre Él: "En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios" (Juan 1:1). Él creó el mundo y todo lo que en él existe (Juan 1:3). Los líderes religiosos de su época entendieron que Jesús alegaba ser Dios (Juan 5:17-18). Pablo escribió que cuando Jesús murió, el Padre le reveló a todo el mundo que Él era Dios (Filipenses 2:5-11).

2. Jesús es el Hijo de Dios

Según la Biblia, "Hijo de Dios" significa: (1) que Él es plenamente Dios. (2) que Él es una de las tres personas que componen al Único Dios. Este concepto se denomina la "Trinidad".

Birth of Jesus

Los líderes religiosos de la época de Jesús entendían bien este concepto: "Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios" (Juan 5:18).

3. Jesús se hizo humano a través del nacimiento virginal

El eterno Hijo de Dios ya existía en el cielo (Juan 17:5). Por el poder del Espíritu Santo (Mateo 1:20), nació como un ser humano, y le pusieron por nombre Jesús (Mateo 1:25). Para demostrar que Jesús no era un simple hombre más (Colosenses 2:9), Dios eligió a una mujer virgen para que lo diera a luz (Lucas 1:34-35).

4. Jesucristo es el Salvador del mundo

Cada vez que desobedecemos a Dios, eso se llama pecado. La penalidad por el pecado es la muerte, pero Dios en su amor quiere que todos vivamos. Por eso envió al Mesías prometido (también llamado el Cristo), para salvar al mundo (Juan 1:41). El Hijo de Dios, Jesucristo, vino a la tierra a morir en nuestro lugar. Dado que Él vivió sin pecado, solo Él está calificado para pagar por nuestros pecados mediante su muerte en una cruz. Allí demostró su poder sobre la muerte, cuando se levantó de la tumba tres días más tarde. Solamente a través de Jesús nuestros pecados pueden ser perdonados y podemos venir a Dios (Hechos 4:12). Jesucristo es el Salvador de cada persona en el mundo (Juan 3:16).

5. Jesús hace milagros

Jesus heals

En todo el tiempo que Jesús estuvo en la tierra, hizo milagros. Sanó a los enfermos (Mateo 8:16, entre otros muchos ejemplos), controló el clima (Marcos 4:39), multiplicó la comida (Mateo 14:14-21), y proveyó dinero cuando fue necesario (Mateo 17:24-27). Incluso después de dejar la tierra, todavía sigue haciendo milagros en las vidas de las personas (Hechos 3:12-16).

6. Jesús cambia las vidas

La gente que seguía a Jesús abandonaba sus pecados. Él echó fuera siete demonios de la vida de María Magdalena (Lucas 8:2) y ella se convirtió en una seguidora devota que luego les dijo a los demás que Jesús había resucitado (Juan 20:16). Zaqueo, un recaudador de impuestos, le devolvió a la gente lo que les había robado cuando les cobraba los impuestos y dio la mitad de todo lo que tenía a los pobres (Lucas 19:1-10). Cuando estos seguidores eran llenos del poder del Espíritu Santo, eran capaces de declarar el mensaje de Jesús, hacer milagros y vivir libres del pecado (Lucas 10:1-20).

Por casi dos mil años Jesús ha estado cambiando las vidas de la gente en todo el mundo. "Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!" (2 Corintios 5:17). Él puede cambiar tu vida también. Jesús te liberará de tu adicción al pecado (Romanos 6:22), renovará tu mente (Romanos 12:2) y sanará tus heridas (2 Tesalonicenses 2:16-17).

Jesus on the Cross

7. Jesús vive a la diestra de Dios el Padre

Después que Jesús se levantó de los muertos, ascendió a los cielos, al lugar donde estaba antes de hacerse hombre. Desde allí puede escuchar nuestras oraciones (Romanos 8:34).

8. Jesús regresará para juzgar a toda la humanidad

Mientras aun estaba en la tierra, Jesús dijo: "La señal del Hijo del hombre [un título que Jesús se atribuía a sí mismo] aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria" (Mateo 24:30). Cuando el Hijo del hombre regrese, Él separará a losq ue vivirán con Él para siempre en el cielo de aquellos que serán castigados (Mateo 25:31-32).

9. Jesucristo te recibirá si vienes a Él

Jesús dijo: "Al que a mí viene, no lo rechazo" (Juan 6:37). Por esta razón Él vino a la tierra: "a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10). No importa lo que hayas hecho, Jesús todavía quiere que vengas a Él. Dijo más: "No he venido a llamar a justos sino a pecadores para que se arrepientan" (Lucas 5:32).

Ora conmigo ahora para hacer que Jesucristo sea tu Salvador y amigo personal.

"Dios, gracias por amarme y por enviar a tu Hijo a morir en la cruz por mis pecados. Le doy a Jesús el control de mi vida. Ayúdame a ser la persona que tú quieres que sea. En el nombre de Jesús. Amén."

Has tomado la decisión más importante en toda tu vida. Jesús dijo: "El que a mí viene, no lo echo fuera". Él es la respuesta a tus preguntas de la vida. Queremos saber de ti, conectarnos contigo. Escríbenos y cuéntanos sobre tu decisión. Te responderemos en breve.

Sí, Yo hice la oraciónTodavía tengo más preguntasNecesito Oración